sábado, junio 16, 2007

Recuperando articulos: Buenas noches y buena suerte

Hoy voy a postear un artículo que escribí a cuenta de la película dirigida por George Clooney (magnifico actor) en mi anterior blog. En los próximos días seguiré recuperando algunos posts que escribí en su momento y que me siguen gustando muchísimo. Al final del artículo encontrareis un breve anexo a esta critica, que en lugar de adaptarla a la estructura de la web prefiero mantenerla tal y como se publicó.

Publicada el 18 de febrero de 2006.

Es sintomático que las películas que están este año nominadas a los oscars, tengan en mayor o menor medida un fuerte componente de ideología neoliberal y nada ortodoxa.
Es sintomático porque eso significa que algo está cambiando en Hollywood, en ese gran Hollywood de estrellas "comprometidas" con la sociedad pero incapaces de decir verdades necesarias para evitar el ostracismo mental y social de cualquier democracia justa y razonable. Quizás uno de los exponentes más claros de ese intento de despertar de su letargo anemonado a la democracia más antigua del mundo sea George Clooney, incapaz de cortarse la lengua y del cual; seria digno escuchar su discurso en una hipotetica victoria en la gran gala del cine norteamericano, muy probablemente lucido y sin esos ataques desmedidos e inecesarios de ese señor que va por el mundo como el mesias y salvador de la sociedad norteamericana -y del que me niego a citar su nombre para no darle mas publicidad de la que se merece-.
George Clooney, mas allá de un atractivo físico evidente, es un grandísimo profesional, un excelente actor al que su encumbramiento como galán cinematográfico por parte de las grandes audiencias no está beneficiando, algo de lo que él es consciente y por eso intenta en todo momento -y con buen tino- demostrar que es algo mas que un cuerpo del delito.
Vivimos tiempos de oscurantismo ideológico, el fanatismo, escudado bajo la democracia que niegan está extendiéndose mediante brotes inusitados de violencia. Vivimos tiempos de represión mediática, de prejuicios, la sociedad del siglo XXI adolece de una falta de respeto por las libertades del individuo en favor de una homogeneización social para que cada uno de los ciudadanos de este planeta, bajo la premisa del pensamiento único, olvide su identidad y pierdan la necesidad de recordar los motivos por los cuales, las sociedades modernas luchan: por una vida mas digna y mejor, donde nadie, absolutamente nadie deba ser juzgado sin verdades objetivas e imperturbables.
Por ello, que un actor como George Clooney, destape una de las etapas más oscuras y desconocidas de la democracia norteamericana, dados los tiempos que vivimos, no solo es algo digno de ser aplaudido, sino necesario de ser analizado, para llegado el caso, buscar los paralelismos existentes entre aquella década de los cincuenta y esta primera década de nuestro joven siglo.
Sí, paralelismos. En la década de los cincuenta, -y explico también el argumento del filme-, un senador, Joseph McArthy inició una cruzada contra el pensamiento comunista, instauró el miedo en la sociedad de los Estados Unidos de América, y creó un enemigo ideológico para su sociedad, como posible aniquilador de los valores tradicionales -herederos de la vieja Europa- de ese país. Reprimió a todo aquel que pudo haber rozado ese pensamiento directa o indirectamente, se realizaron juicios y prejuicios, y se condenó a ciudadanos americanos solo con la prueba de la sospecha y sin permitirles la presunción de inocencia. Un derecho fundamental en cualquier sociedad democrática. Todo aquel, como Edgar Murrow alzó su voz contra esta violación de la constitución era acusado sin paliativos de comunista, y se hacia participe al conglomerado ciudadano para que denunciaran dichas actividades comunistas bajo la premisa de que eran actividades antiamericanas y que dañaban el estatus de vida que habían construido.
¿Hace falta indicar que desde el 11-S se a sustituido la amenaza comunista por la amenaza islámica?. ¿Hace falta reseñar las coincidencias existentes entre el miedo provocado entonces y el miedo que infundan actualmente?. ¿Hace falta sospechar que las sociedades democráticas fundamentan su poder bajo el miedo de una amenaza invisible?, ¿No es eso una manera falaz e irresolutiva de controlar la voluntad de un pueblo que pretende preservar sus condiciones de vida a cualquier precio?. No es extraño que en aquella década, surgieran filmes que denunciaran la situación de irreverente y absurdismo ultraderechista que predominaba en el mundo, películas como La invasión de los ladrones de cuerpos o Ultimátum a la tierra por citar las mas recordadas.
Pero la sociedad actual se niega a reconocerse en aquella época, se niega a admitir que hemos dado un gran paso en la involución humana, retomando ideas y conceptos que el tiempo tendría que haber extinguido. Es por ello que, ver Buenas noches, y buena suerte resulta cuanto menos necesaria, necesaria para hacer despertar nuestras conciencias y para que salgamos a la calle a luchar, a luchar contra ese estado de terror en el cual los políticos nos tienen sumidos y que hoy en día los medios de comunicación, controlados por multinacionales en gran parte afiliadas a partidos políticos, se niegan a denunciar.
George Clooney no muestra una época, muestra a un hombre que siendo anticomunista, defendió la libertad del individuo. Edgar Murrow no buscaba acabar con McArthy, buscaba acabar con ese estado de excepción que había convertido el estamento político mediante mentiras. George Clooney habla de un hombre comprometido, de un equipo de periodistas dispuestos a defender por encima de todo la democracia que estaba siendo constantemente sepultada bajo toneladas de losas y fariseas estupideces. George Clooney, se levanta de su silla de actor y dirige una película, como si de Murrow se tratase, para denunciar el aparheid ideológico que se da actualmente. Denuncia la falta de compromiso de las sociedades actuales, denuncia a la propia democracia como instigadora de un modelo único. El problema es, no se si por miedo o por su inexperiencia tras las cámaras, que Clooney no acaba de apuntillar todo lo que sugiere, no acaba de rematarlo en la película, le falta ese golpe en la mesa que haga levantarse a uno de la butaca.
Se critica por parte de la prensa especializada el distanciamiento con el que rueda el filme, la sensación de no entrar en la historia, de no tomar partido. ¿Falta de experiencia del director?, yo mas bien me postulo por la intencionalidad que emerge de ello. ¿De que sirve tomar partido en uno u otro bando?, Clooney lo único que busca es mostrar, sin entrar en valores subjetivos, y que el propio espectador sea el que tome la determinación de aceptar o no, unos principios u otros.
La película, a grandes rasgos, es buena, muy buena, con actores impecables, y un uso exquisito de la fotografía en blanco y negro, con detalles crueles y un empleo de la elipsis en la escena del bar de una maestría digna de los mejores directores, pero como decía anteriormente, le falta esa ultima escena que remate todo lo que pretende mostrar. Lastima que no sea la obra maestra que a todos nos gustaría.

Anexo (16 de junio de 2007): El año pasado recibí un correo electrónico de una estudiante gallega de bachillerato. En el mismo me comentaba que estaba realizando un trabajo y buscando información se había encontrado con esta crítica. Me pidió cortésmente, si podía tomarlo como referencia para su trabajo y me aseguró que pondría la fuente de origen. Desde luego no es muy habitual que alguien te pida algo semejante pero evidentemente no puse ninguna oposición. Es realmente sorprendente y significativo este suceso que demuestra que el artículo realmente merecía muchísimo la pena. Yo personalmente estoy muy orgulloso del mismo porque considero que hice un análisis muy exhaustivo del filme. La caza de brujas fue uno de los momentos más dramáticos de la historia reciente norteamericana, si alguien desea saber mas a ese respecto, le recomiendo que busque el libro que escribió Javier Coma: Diccionario de la caza de brujas. Un extraordinario trabajo de recopilación que ayuda de sobremanera a entender ese periodo tan negro del cine.

1 Comentarios:

At 9:50 p. m., Blogger SyLº A dicho...

Pues a mi no me sorprende que seas tan bueno para analizar de esta forma las películas. Tienes ese talento y lo sabes. Que te hayan pedido el articulo como referente te reafirma lo que también sabes bien. Que lo que haces te apasiona tanto, que sucede lo ya escrito.

Por cierto...a mi también me parece un muy buen articulo, no he visto esta película, pero el enfoque que reflejas me parece demasiado interesante. A ver si logro verla pronto.

un beso...

 

Publicar un comentario

<< Home